Fundamentos Basicos del entrenamiento en Bicicleta

La bicicleta no se mueve sola claro esta, al menos que sea de bajada y usted vaya arriba de ella, de no ser asi, la unica forma es moverla con la fuerza fisica del endeviduo. Si queremos subirnos al caballo de acero de la noche a la manaña es posible, pero, si pero, se necesita un par de piernas con algo de fuerza y un corazon dispuesto, aunque no este preparado para grandes esfuerzos. El error mas comun, es subirse a la cleta pensando en moverse a una velocidad rapida, o con un pedaleo tipo sprint, o con la corona (ni que fuera rey o reina) mas pesada y tons, la bicicleta se convierte en un martirio.

A continuacion los fundamentos básicos recomendados por la ardilla chuniquera y sus chinititotes:

  1.  Familiarizarse con la bicicleta recorriendo un terreno relativamente plano de 20 a 30 minutos tres veces a la semana durante al menos dos semanas.
  2. Comenzar cada paseo pedaleando en primera a 55 o 60 revo­luciones por minuto para entrar en calor; después de 10 minutos, au­mentar la cadencia a 70 u 80 rpm y cambiar a una marcha baja o media, que elevará el ritmo cardíaco hasta alcanzar la franja deseada.
  3. A lo largo de las siguientes dos a cuatro semanas, añadir un cuarto día de ciclismo a la semana y remontar algunas pendientes modestas dos ve­ces a la semana. Intentar hacer tres recorridos durante 45 a 60 minutos; los fines de semana hay que hacer al menos uno más largo y relativa­mente fácil de unos 30 a 45 kilómetros. Después de 4 o 5 semanas, la técnica debería haber mejorado bastante, y la cadencia debería ser uni­formemente de 75 a 90 rpm.
  4. Con esta preparación física como base, en el tercer mes de entrenamiento se debería haber alcanzado el punto en el que se puede montar durante 45 a 65 kilómetros de una vez e incrementar la distancia semanal en un 8% o 10%. Añadir variedad al programa de ciclismo remontando pendientes más empinadas o con un entrenamiento a intervalos. La meta debería ser el aumento del ritmo cardíaco hasta un 80% del punto má­ximo durante espacios de 3 a 5 minutos, seguidos de peí iodos de descanso en los que se pedalea con facilidad en marcha baja durante 5 mi­nutos. Repetir esta secuencia tres o cuatro veces. Variar la extensión y la intensidad de los intervalos de pedaleo, según como uno se sienta, pero no hay que exagerarlos; en general, los ciclistas experimentados se limi­tan a practicar un entrenamiento a intervalos dos veces a la semana. El ciclismo en montaña también proporciona una oportunidad ideal para efectuar intervalos de pedaleo intensos, ya que recorrer senderos acci­dentados exige un esfuerzo mayor que montar sobre el asfalto.

Después de tres meses de incrementar la resistencia general, se estará preparado para entrenarse para eventos específicos, con sus diferentes exigencias. Montar durante 100 kilómetros implica aumentar el entrena­miento semanal hasta unos 225 kilómetros por lo menos y ser capaz de montar durante dos períodos de 5 o 6 lloras en días sucesivos. Para el tu­rismo en bicicleta será útil dedicar al menos dos días a la semana a re­montar colinas y también preparar el tronco para manipular una bicicleta cargada de equipo que puede pesar entre 15 y 20 kilos. Sean cuales sean las metas ciclísticas, aprender las técnicas de montar en bicicleta y los ejercicios de preparación tísica de este capítulo resultará provechoso.

Si alguien se atreve a escreber mi direiccion es ardillachuniquera@hotmail.com estamos para ayudarles en lo que se pueda carajo!!!!!

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s